El Banco Hipotecario del Uruguay (BHU) es una institución financiera pública especializada en el crédito hipotecario. Fundado el 24 de marzo de 1892, durante la presidencia del Dr. Julio Herrera y Obes, a partir de la Sección Hipotecaria del quebrado Banco Nacional de la República Oriental del Uruguay. Comienza a operar con el asentimiento de accionistas y tenedores de cédulas y de títulos hipotecarios y con un aporte estatal de 4 millones de pesos en deuda pública, concedidos en propiedad. El 23 de mayo de 1912, el presidente José Batlle y Ordóñez, junto a su ministro de Hacienda, José Serrato, presentan el proyecto de nacionalización y el 8 de junio de ese año es estatizado. Desde 1996 compite en préstamos hipotecarios con los bancos privados; hasta entonces el BHU tenía el monopolio de esa línea de créditos.

La combinación de actividades desarrolladas por el BHU en la década de los ’90 - construcción, inmobiliaria, canalizador de subsidios - generó una superposición de riesgos que dejó al BHU en una situación de extrema vulnerabilidad en la crisis de 2002: insuficiencia patrimonial y de disponibilidades, elevadísimos niveles de morosidad y abultados gastos de funcionamiento.

Un nuevo marco legal aprobado en el transcurso del período de gobierno 2005-2009, dispuso la capitalización del BHU (USD 250 millones) y su reestructura (anunciado en marzo de 2006), a fin de posicionarlo como institución financiera y dotarlo de condiciones económicas, operativas y regulatorias adecuadas para reingresar al mercado hipotecario desarrollando productos crediticios accesibles a la población con capacidad de repago, pero históricamente no atendida por el resto de la banca.

La reestructura implicó, además, la separación y pasaje a la Agencia Nacional de Vivienda (ANV) de una porción importante de su cartera de créditos de más difícil gestión, de gran parte de sus sucursales y de casi dos terceras partes de su personal. La ANV fue creada por la Ley Nº18.125 de 27 de abril de 2007, que también modificó la Carta Orgánica del BHU con una clara redefinición de sus roles. En junio de 2008 el Banco lanzó la venta a crédito de inmuebles de su propiedad a estrenar, y en diciembre de ese año obtuvo la autorización del Banco Central del Uruguay (BCU) para volver al mercado de crédito, actividad que tenía suspendida desde 2002.

El BHU ofrece actualmente préstamos para la compra de viviendas nueva o usada, como también para la refacción de vivienda.

El BHU ha logrado hasta la fecha obtener más del 50% del mercado de créditos hipotecarios.

Desarrolla su actividad crediticia tanto para ahorristas como para no ahorristas en todo el país. Actualmente tiene unos 350 empleados.

El BHU decidió implantar un Sistema de Gestión de Calidad con el fin de presentar un marcado enfoque a las necesidades de sus clientes, estandarizando, controlando y mejorando sus principales procesos de producción, en busca de una mayor satisfacción de los mismos.

Casa Central: Fernández Crespo 1508. Teléfono: 1911. Montevideo.